Cómo elegir baldosas de cerámica

ceramicas calatayud

En Cerámicas Luis Martinez estamos de vuelta tras unos días vacaciones, en los que hemos recargado las pilas y las energías para un año que afrontamos con muchas ganas. Por eso, volvemos también en el blog para hablaros de una de nuestras especialidades, como son las baldosas de cerámica y las claves para elegir la que mejor se adapte a vuestras obras y reformas.

Cuando hablamos de cerámica, estamos hablando de un material que, además de ser fácil de mantener y de limpiar, ofrece gran resistencia a cambios de temperatura y que soporta muy bien, por ejemplo, la humedad o el vapor, por lo que lo convierte en un material perfecto para terrazas, baños o cocinas.

Sin embargo, existen diferentes tipos de baldosas de cerámicas que os vamos a detallar a continuación. De este modo, si ya te has decidido a poner o renovar tu suelo cerámico, te contamos todas las claves que debes tener cuenta para elegirlo.

Principalmente, existen dos tipos de baldosa cerámica: porcelánica (ideal para exteriores, que sufren más las inclemencias del tiempo y por tanto, tienen una mayor resistencia y dureza) y las de pasta roja (indicadas para interiores, debido a que son más blandas y pueden sufrir un mayor desgaste).

Del mismo modo, también es importante observar la resistencia al desgaste y al rayado del tipo de baldosa escogido: la resistencia al desgaste, medida en la escala PEI, indica el desgaste de los esmaltes que recubren la cerámica y va del 1 al 5, en función de menor a mayor resistencia, mientras que la resistencia al rayado, medida en la escala de MOHS, mide la dureza de la superficie, yendo de 10 las más duras a 1 las que menor dureza tienen.

Otra de las características a vigilar es si su acabado es antideslizante. En este caso, puedes encontrarte con un acabado suave (ideal para baños y cocinas, debido a que es fácil de limpiar y es una de las estancias de la casa que más se manchan), acabado medio (válido para interior o exterior, dependiendo de la frecuencia de uso que se le de) y acabado fuerte (utilizado en exterior, debido a su dificultad para limpiarlo con una escoba o fregona, sino que es más sencillo con un chorro de agua, por ejemplo).

Por último, y no menos importante, esta el aspecto decorativo, donde podemos elegir diferentes acabados, colores o texturas, en función de tus gustos.

Por tanto, si tienes claro que lo que necesitas para tu reforma son baldosas de cerámica, vente a vernos a nuestras instalaciones de Calatayud o envíanos un email, y te ayudaremos en lo que necesites.

 

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply