Cómo restaurar un radiador

como reparar un radiador

¿Te has fijado que tus radiadores ya no lucen como antes? Es habitual que los radiadores de tu hogar estén con la pintura sucia, llenos de ralladuras y desconchones o por el simple desgaste del paso del tiempo. Por eso, en Cerámicas Luis Martínez, os vamos a enseñar cómo poder restaurarlos de una forma muy sencilla.

El radiador, además de proporcionar calor en nuestro hogar, se puede convertir en un elemento decorativo de cualquier habitación, por lo que es importantes tenerlos como el primer día. A veces, es necesario una simple capa de pintura, pero antes de eso, es fundamental lijarlo, para igualar los posibles desniveles que hubiera y que así la pintura se pueda fijar mejor en la superficie.

Para realizar esta tareas, se puede hacer con cepillos de cerdas de metal, que existen tanto manuales como otros que se adaptan a la boquilla de un taladro, lo que nos facilitaría mucho más la tarea. Además. es necesario que los radiadores estén fríos y que se les pase una bayeta húmeda.

Posteriormente, es también imprescindible la limpieza de los restos de polvo que hayan quedado. Una vez limpio, tocará proceder a pintarlo con una pintura especial para radiadores, de las cuales existen gran variedad de tonalidades.

Una vez realizada la pintura, solo queda esperar el tiempo de secado (que va en función del tipo de pintura utilizado) y ya estaría listo para disfrutarlo como el primer día. Normalmente, también se recomienda esperar 24 horas a poner la calefacción y es posible que el olor a pintura permanezca unos días, pero basta con una buena ventilación para eliminarlo.

No obstante, si tenéis cualquier duda al respecto, podéis enviarnos un email o venir a vernos a nuestras instalaciones de Calatayud. ¡Estaremos encantados de recibiros y aconsejaros sobre cómo restaurar un radiador y cualquier otra duda que tengáis!

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply